El taller de la pequeña gran revolución es el lugar que dedicamos a crear, es aquí donde transformamos nuestra materia prima en nuevos productos para darle una segunda vida a la basura que generamos en nuestro día a día y que desgraciadamente, no suele ser reciclada. 

¡Desliza hacia abajo para descubrir el proceso que transforma basura en cualquier cosa! 

¿CÓMO CONSEGUIMOS NUESTRA MATERIA PRIMA?

Lo más importante para que nuestra pequeña gran revolución funcione es ampararse en nuestra comunidad local para obtener el apoyo, la colaboración y la materia prima que necesitamos. Aquí es donde el taller y la trastienda se unen para crear una red que nos beneficie a todos.

Para conseguir el plástico, vamos a contactar con negocios locales tales como bares, peluquerías o tiendas de electrónica para hacerlos partícipes de nuestra pequeña gran revolución. Ellos nos darán sus desechos plásticos y nosotros los transformaremos de basura a productos con valor. Además, como aliciente y para compensar las pequeñas molestias ofreceremos una suma de dinero por cada kilogramo de plástico que nos traigan ¡Los ciudadanos también pueden participar de la misma forma! Solo que ellos vendrán a nuestro local, abierto unas horas a la semana para ese cometido.

Una vez el plástico está en nuestras manos depositamos cada tipo en una bolsa diferente para mantener una cierta organización y poder trabajar mucho más fácilmente con él.

¿Quieres aprender a identificar cada clase de plástico?


Una vez separado por clase lo trituramos en una máquina cortadora para que de esta manera ocupe mucho menos espacio y nos sea más manejable .Además clasificamos los granos de plástico por colores para mantenerlo todo en orden y que cuando queramos elaborar cualquier producto solo tengamos que escoger qué color y qué tipo usar. 

 ¿Quieres aprender cómo funciona una máquina cortadora? 



Para poder moldear el plástico y así darle una nueva vida lo introducimos en una máquina extrusora, un aparato capaz de fundir la viruta a la vez que la hace avanzar y pasar por una boquilla con una abertura determinada que hace el hilo más o menos grueso. Una vez creado el hilo, avanza sobre una camilla refrigerada y es bobinado con un sencillo mecanismo.

!Descubre nuestro primer producto¡


Es importante saber que se puede hacer casi cualquier objeto de plástico reciclado. Nosotros de momento nos centramos en la extrusión, pero más adelante queremos experimentar con otras técnicas, con las cuales podríamos ofrecer muchos más productos y muchísimo más aprendizaje.
 
 
 ¡Visita la página web con la que dimos nuestros primeros pasos!
 
https://preciousplastic.com/